A finales del año 2012 estaba en Coruña estudiando mi máster (MPXA), cuando un profesor nos preguntó si recordábamos cuál había sido nuestro primer contacto con una cámara. Yo le respondí que algo en una comida familiar, con un primo… un recuerdo bastante vago.

Pero aquí está: julio de 1997. La primera vez que grabé con una cámara, 7 años tenía:

Es curioso cómo se materializó ese recuerdo en cuestión de segundos. Mi padre tiene todos nuestros vídeos de infancia digitalizados. Estoy segura de que fue un trabajo costoso, tenemos horas y horas y horas de vídeo casero organizado en carpetas, 99,74 GB en un disco duro.

Gracias a ello pude montar vídeos como este por el cumpleaños de mi hermana:

Qué maravilla y qué suerte que nuestros padres tuviesen una cámara y ganas de grabarlo todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.